Detectadas 8 nuevas señales extraterrestres

Las señales extraterrestres, para que quede claro, son señales de radio procedentes del espacio profundo.

Algunas de estas señales están producidas por púlsares, otras por cuásares y otras, aún tienen un origen desconocido.

Son el caso de las Ráfagas Rápidas de Radio (FRB por sus siglas en inglés). Se trata de rápidas y repetitivas señales de radio que aparecen aleatoriamente y desaparecen igualmente rápido.

Ahora, a través de una Inteligencia Artificial conectada a varios radiotelescopios, los astrónomos están intentando dar con el origen de estos «chillidos» procedentes de lejanas galaxias a varios miles de millones de años luz.

Señales rápidas, aleatorias y extrañas

Por su compleja estructura, patrones y cortísima duración, los astrónomos descartan que los FRBs provengan de objetos celestes ya conocidos como púlsares, cuásares, supernovas o cualquier otro evento conocido por dispersar picos de energía electromagnética.

Por lo general, estas señales extraterrestres suelen detectarse mucho después de que hayan sido captadas por los radiotelescopios. Solo cuando los astrónomos analizan sus datos es cuando las encuentran esos extraños picos y valles.

Animación que muestra la aleatoriedad de los FRBs. Créditos: NRAO Outreach / Vimeo

Pero ahora, en un artículo publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, un equipo de astrónomos afirma que han conseguido detectar 5 de estas señales extraterrestres en tiempo real y usando un solo radiotelescopio.

Distintos equipos de todo el mundo han estudiado estas señales y han conseguido avanzar en su localización, detectando un total de 8 FRBs en galaxias conocidas.

Lo más intrigrante es que una de esas señales, la FRB 180916, se encontraba extremadamente polarizada, y esto ocurre cuando se emite desde un entorno con gran carga electromagnética como cerca de un agujero negro o una estrella de neutrones.

Nuestra tecnología no es suficiente para estudiarlas

Por ahora, el origen de estas señales sigue siendo un misterio y dan más preguntas que respuestas.

¿Qué las produce? ¿Por qué se repiten? ¿Hay exóticos objetos aún por descubrir emitiéndolas? ¿Por qué son únicas? ¿Por qué duran tan poco?

Su detección y origen parecen ser totalmente aleatorias y, además, son eventos totalmente únicos. Los FRBs no comparten firma y cada una de estas señales tiene un patrón totalmente diferente.

La tecnología huamana aún no es lo suficientemente avanzada como para estudiar en profundidad el origen de estas extrañas señales, así que por el momento continuarán siendo lo que son: un misterio.


Fuente: Science Alert

¡Comparte astronomía en las redes!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies