GUÍA para Usar un Telescopio como un Experto

Si alguna vez has deseado contemplar los maravillosos secretros del universo, un telescopio es tu pasaporte hacia las estrellas. Lamentablemente, utilizar un telescopio requiere de ciertos conocimientos y formación previa que nunca viene incluída en los manuales de uso de los telescopios.

En este artículo vas a aprender a sacar el máximo partido a tu telescopio para observar planetas, galaxias, nebulosas y muchas cosas más.

Partes de un telescopio

Un equipo astronómico se compone de varios elementos, todos ellos igualmente importantes y que debes conocer y entender cual es su función.

Tubo principal

Un telescopio se encarga de recoger y concentrar los rayos de luz provenientes de objetos celestes

Este es el telescopio en sí. Existen distintos tipos de telescopios pero todos tienen una misma fución: recolectar y concentrar la luz en el punto focal.

El telescopio se compone de una o varias lentes, espejos o una combinación de ambos elementos.

En el punto focal encontramos el portaocular y su correspondiente enfocador, que será donde se coloca el ocular (la lente a través de la cual miras) y el mecanismo que te permitirá ajustar el enfoque hasta conseguir una imagen nítida.

Montura

Una montura para telescopio se compone de dos partes: el trípode y la montura en si.

La montura es el mecanismo que soporta el telescopio y permite moverlo. Existen dos tipos de monturas: ecuatoriales y azimutales.

Montura ecuatorial para telescopio

Las monturas azimutales funcionan exactamente igual que un trípode fotografico, moviendo el telescopios hacia arriba, hacia abajo, hacia la derecha y hacia la izquierda.

Las monturas ecuatoriales, en cambio, se mueven en dos ejes destinados a seguir el movimiento natural que realizan los objetos celestes en el cielo: el eje de ascensión recta y el de declinación.

Las monturas incluyen unas palometas que actúan como frenos para evitar que los ejes se muevan. También incluyen unos mandos de ajuste fino para mover poco a poco cada uno de los ejes y ajustar con precisión la posición del telescopio.

En el caso de estas monturas, el montaje necesita de más atención que en el caso de las azimutales. Deben alinearse con la estrella Polaris en el caso del hemisferio norte y con la estrella Polaris Australis en el caso del hemisferio sur.

También es esencial ajustar correctamente su contrapeso, ya que de lo contrario la montura podría sufrir daños que provoquen holguras o roturas en sus ejes e incluso que el propio equipo vuelque y se caiga al suelo.

Accesorios de un telescopio

Ahora que ya conoces la parte más esencial de tu equipo, vamos a hablar de sus accesorios.

Buscador

El buscador es un pequeño telescopio o láser que se coloca junto al telescopio y sirve para apuntar el telescopio de forma más cómoda y precisa que si mirásemos directamente a través del ocular del telescopio.

Básicamente actúan como un punto de mira que utilizamos para apuntar el telescopio hacia la zona del cielo o el objeto deseado.

Para que cumpla su fución, es esencial que antes de cada observación te asegures que telescopio y buscador están alineados y mirando al mismo objeto.

Prisma o diagonal

La diagonal es una pieza en cuyo interior se encuentra un espejo que nos permite tener una posición de observación más cómoda en determinados tipos de telescopios. La diagonal se coloca entre el ocular y el portaocular del telescopio.

Oculares

Los oculares son las lentes que se colocan en el punto focal del telescopio y a través de las cuales observas el firmamento.

Todos los oculares llevan en algún lado escrito su distancia focal en milímetros. Este número te indica el aumento que vas a conseguir usando ese ocular. Cuantos más milímetros tenga el ocular, menos aumento tendrá la imagen resultante.

Lentes barlow

Algunos telescopios que se venden en formato kit incluyen una o varias lentes barlow. Las lentes barlow son lentes que prolongan de forma artificial la distancia focal nativa de tu telescopio, haciéndolo más oscuro pero con un mayor aumento.

Hay lentes barlow x2, x3, x4… Ese número indica cuantas veces va a multiplicar la distancia focal nativa de tu telescopio.

Ejemplo:

Supongamos que tienes un telescopio de 700mm de distancia focal. Si utilizas un ocular de 20mm conseguirás una imagen con 35 aumentos.

Si colocas una lente barlow, multiplicarás x2 la distancia focal del telescopio, haciendo que el mismo ocular de 20mm ahora te de una imagen con 70 aumentos.

Otros accesorios para telescopios

Además de estos, existen otros accesorios que harán más polivalente tu telescopio.

Accesorios como los filtros específicos para observar la Luna o el Sol, reductores de focal que actúan de forma justamente contraria a las lentes barlow o adaptadores para el teléfono móvil terminarán de completar tu equipo astronómico.

Cómo localizar objetos con el telescopio

Si has montado tu telescopio y accesorios de forma correcta, ha llegado el momento de comenzar a realizar observaciones astronómicas.

Algunos objetos como la Luna son muy fáciles de encontrar usando el buscador de tu telescopio pero otros, en cambio, no tanto.

Para poder localizar planetas u objetos de cielo profundo, lo más recomendable si te estás iniciando es que te ayudes de alguna aplicación como Stellarium, Mobile Observatory, SkyMaps, SkySafari o cualquier otra similar.

Obviamente te será mucho más fácil si te encuentras bajo un cielo oscuro y libre de contaminación lumínica, ya que por muy poderoso que pueda llegar a tu telescopio no conseguirás ver nada si hay demasiada contaminación lumínica.

  1. Afloja los frenos de la montura y, mirando a través dle buscador, mueve el telescopio hasta llevarlo aproximadamente al objeto o zona del cielo que deseas observar.
  2. Frena la montura para que no se mueva y, mirando a través del ocular que MENOS aumento te de, utiliza los mandos de ajuste fino para terminar de centrar el objeto deseado en el campo de visión.
  3. Si es necesario, ajusta el enfoque hasta conseguir una imagen nídita. Ahora puedes cambiar de ocular para hacer más aumento (es posible que necesites volver a ajustar el enfoque al cambiar de ocular).

Observaciones astronómicas avanzadas

En este punto ya deberías de ser capaz de observar la Luna y planetas como Júpiter y Saturno casi sin problemas, pero si quieres ir más allá y observar maravillas que no puedes ni imaginar necesitas dar un paso más.

Como has visto, este artículo es una guía sencilla para usar tu telescopio, pero es imposible contarte en él todos los secretos y detalles que necesitas saber para manejar tu telescopio como un auténtico experto.

Si quieres dar ese paso y empezar a disfrutar de nebulosas, galaxias, cometas, cúmulos estelares y otras cosas increíbles del universo tienes mi curso online de manejo de telescopios.

Llevo más de 10 años en este mundillo y he manejado absolutamente todos los tipos de telescopios que existen, desde pequeños juguetes de 100€ hasta observatorios completamente robotizados de varios miles de euros. En todo este tiempo he observado cientos de galaxias y nebulosas y he tomado fotos increíbles de ellas.

Pero por supuesto que empecé exactamente donde estás tú. Y cómo sé la frustración que puedes llegar a sentir cuando no consigues observar nada o casi nada con tu telescopio, en este curso he explicado de forma detallada todos los secretos y detalles que a mí me hubiese gustado que me enseñasen cuando me inicié en esta preciosa afición.

Si quieres dar el siguiente paso y convertirte en un experto, este curso te va a gustar.